Álvaro Santana Acuña

¡Viva el hotel, muera el poblado!

¡Viva el hotel, muera el poblado!

¿Por qué no existe una ley de «memoria histórica» para los poblados costeros?