Economista Descubierta

Dinero para tontadas

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Que verdaderamente el asunto de los recortes no consistía en recortar sino en recortar cualquier cosa menos el mantenimiento del chiringuito es una verdad absolutamente cierta, lo ponga en duda quien le dé la gana. Y si no, que venga alguien y me defienda la tontada esa que se ha sacado el ministerio de Sanidad, con su “hoja de ruta para ejercer mejor las competencias parentelas” y su fabulosa “Guía de Parentalidad positiva“. Ahí es nada.

Después de la infumable “Guía del lenguaje no sexista” publicada por la UNED con versión incluso para pymes (la portera/el portero), e incluso asumiendo que Ana Mato se ha ido a poner orden en su garaje (no fuera que hubiese otro Jaguar y ella no lo supiera) no me cabe en la cabeza que alguien en un ministerio que no es capaz de hacer un Calendario Nacional de Vacunación (sí, he dicho nacional, ¿pasa algo?).

Naturalmente esto no se le ocurrió a ella sola cuyo mejor momento del día es “ver cómo visten a sus hijos”, sino que por lo visto, sigue recomendaciones del Consejo de Europa.

Ya lo de la “parentalidad” es una soberana majadería, que los parientes, de toda la vida de Dios, comienzan en los primos, los tíos, la tía monja e incluso la cuñada viuda que, como no tiene hijos, pues se luce en Reyes con los sobrinos políticos. Pero decir padre o madre produce tanta urticaria que o decimos progenitores (y a los padres por adopción, que les den, porque no son progenitores) o decimos parientes y quedamos como Paco Martínez Soria, paleto a babor.

“Parentalidad” positiva y encantadora que, por cierto, sólo deben poder ejercer los funcionarios, o los asimilados a los ídems, puestos de confianza y demás adosados, que en este país los únicos que concilian son los funcionarios y pueden dedicar, a lo que, pareciendo obvio por lo visto no lo es:

Los niños lo hacen todo mejor cuando sus padres se muestran cariñosos y comprensivos, pasan tiempo con ellos, conocen su vida y comprenden su conducta, además de animarles a comunicarse abiertamente con ellos, resumen desde este organismo.

Y si ya se molestan en detenerse en las fotos de la portada, hay que ser medio pelo y caspa por sacar a la familia en zapatillas. Muy positivo, sí, muy comprensivo, muy abierto, como las chanclas.

Verdaderamente es de vergüenza que en lugar de recibir y hacerse fotos con los de la racionalización de los horarios, les escucharan un poquito más y, por ejemplo, pusieran Master Chef Junior los sábados por la tarde o el fútbol a las 18 horas.

* * *

 Review Android Smartphone

Comparte este artículo