Economista Descubierta

Las chanclas

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página
Print Friendly, PDF & Email

Cuando tienes un país en descomposición, una deuda inconmensurable, un logo con chanclas y una abuela despeinada que anuncia lo maravilloso que es Madrid, pues pasa lo que pasa.

A pesar de que algún amable lector me ha sugerido hablar de los becarios no he podido resistirme al tema de la semana y el espantoso ridículo de la Botella y los Botellines declamando malamente como si de la función de la Parroquia se tratase.

Empezamos mal ya sólo por habernos presentado. Y no, no soy una patriota de hojalata. España no está para exhibiciones y la marca España ya quisiera rularse en la subasta del pescado, que se paga la merluza a euro el kilo. Me vituperaron muchas veces cuando dije que era una barbaridad y una estupidez, pero ya saben que yo vivo solita en el borde exterior y nadie me comprende.

Pero hala, se empeñaron, se empeñaron a pesar de que estaba nítido cristalino que si no nos dejan dinero para el rescate, mucho menos aún nos van a permitir gastarlo en verbenas. Y no se les ocurre mejor idea que presentar un logo con chanclas. Casi como el Naranjito, pero con muchos más colorines.

Yo, nada más ver las chanclas, ya me temí lo peor. Salvo haber contratado a C.W. a pesar de haber ido en chanclas a la entrevista yo no tolero las chanclas más que en la piscina. Las chanclas son horribles y un logo con chanclas está destinado a los hongos y los papilomas. Y augura fracaso seguro.

Y por si fuera poco se van danzando después en alegre biribilqueta, que hubiera dicho mi suegra, por lo menos dos docenas y media de desocupados con ganas de viajar y darse un garbeo. Amaia Salamanca incluida, cuyo papel institucional es indudable.

Todos, eso sí, menos el apuntador y el peluquero. El director del grupo de Teatro de la Parroquia no sabemos si fue, pero se ha debido dar a la fuga en vista de la mofa y befa, chifla y desternille.

Y claro, cuando tienes un país en descomposición, una deuda inconmensurable, un logo con chanclas y una abuela despeinada que anuncia lo maravilloso que es Madrid, que de aquí al cielo, oiga, pues pasa lo que pasa.

Que no te lo dan y gracias a Dios que no te lo han dado porque maldita necesidad tenemos de exhibir más aún nuestra desgracia y hacer público nuestro ridículo.

La Botella, a la que por cierto no votó nadie, porque el que se presentó fue el Actualmente Oculto Gallardón ha debido pensar que esto es como la boda de su hija, y que total, lo organiza en El Escorial en un periquete. Y que se lo financian como la boda.

Si lo de menos es si la mujer habla o no habla inglés, que podía haber hablado español que para eso es la tercera lengua del mundo. Y a pesar de que ya debería saber que “el pelo importa”, lo dramático es que todo resultaba de Olimpiadas de la Risa de Mortadelo y Filemón, pero con tintes trágicos.

Qué lástima de autores del 98, que podrían relatar tan bien el desastre que se avecina, lástima o consuelo, porque aquí sólo se lee el Marca y se hubieran muerto de hambre además de pena.

Y yo que venía tan animada y con tan buen color… Y sin chanclas, claro, sin chanclas.

* * *

Comparte este artículo

1 comments
Al_H
Al_H

Lo de la abuela despeinada y las chanclas está bien... Como muestra adicional de que los que nos gobiernan y los que se les oponen no han entendido nada, en todo internet no hay un solo video en version original con el discurso del Principe. Es verdad que hay uno de RTVE, doblado, sin VO, y hay otro en Youtube que parece que es el anterior al que le han quitado la pista del doblaje, con lo que no se oye nada. Con lo cual, el COE, el Gobierno Central, la Casa Real, la Casa del Principe, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid consideran que es mucho mas importante darle vueltas al tema del café con leche, que crear registros, links, entradas etc de lo poco que ha habido decente en esta candidatura. Como internet no olvida nada, dentro de unos años si alguien busca Madrid 2020 encontrará café con leche, en lugar de un discurso del Principe. Para acabar la semana, el primer ministro del Gobierno que emite una opinion sobre la diada es el ministro de asuntos exteriores....., si no fuese cierto, parecería un chiste.