Economista Descubierta

Amarga como el gintonic

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página
Print Friendly, PDF & Email

C.W. lleva aquí una semana. No sé qué me pone de mejor humor, si que sea junio o que esté ella aquí.

Ayer, para que todo fuera  casi todo exactamente igual que antes, visto que ya no hay Sitio Elegante ni dinero para comprarnos bolsos de Loewe, nos fuimos al Del Diego donde nos recibieron casi con lágrimas. Nos recordaban y añoraban y se interesaron por nuestra ausencia. Eso es refuerzo positivo y focus on client, y lo demás, tonerías.

Mientras servía mi bullshot y su ginfizz  y le hacíamos participe de que a C.W. le va muy bien y a la Economista muy mal, el barman concluyó con nosotras que desde que desapareció el Sitio Elegante una horda de advenedizos había ocupado nuestro sitio. Eso sí, ahora creen que el gintonic  tiene misterio y se proclaman conocedores de la alquimia última de la bebida a punto de pasarse de moda.

Bendita memoria la del barman.

Y yo cociéndome a gintonics de Larios cuando todos estos no habían nacido.

C.W. y yo nos hemos pasado de moda, y nuestro tercer querido amigo concluye que tengo algo de desencanto que ya no va a desaparecer. Que ayer no me vio mal, quizás por las vistas de mi antiguo despacho, por el bullshot, por la compañía de C.W. o por todo lo demás,  pero mi amigo es caritativo y nunca jamás me diría que me vio hecha unos zorros, ni que mi discurso es una pesadez, por mucho que ambas cosas sean verdad. La verdad tampoco es necesaria siempre.

Nunca me tuve por una mujer dulce, pero jamás pensé en convertirme en alguien ni tan ácida ni tan amarga. C.W. dice que entiende perfectamente a su abuelita, que está casi todo el tiempo de mala leche.

Es verdad. Yo me paso los días debatiéndome entre la tristeza y la amargura. No he llegado todavía al estadio estoico de conformarme y no sé si seré capaz de llegar algún día. C.W. se solivianta con la incompetencia y yo me desespero con la ignorancia. Va a ser difícil que esto mejore.

La Economista Descubierta en blogspot.com

* * *

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain
Esta obra se publica bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain.

Comparte este artículo

0 comments