Economista Descubierta

Primer aniversario

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página
Print Friendly, PDF & Email

 

 

La Economista Descubierta

Servidora presenta una edad que, según algún allegado muy querido, le lleva a considerar la juventud como categoría. Edad que la cataloga como “cultivada pero muy friki”, en un entorno de origen donde el concepto friki era tan ajeno como incomprensible. Servidora, sin embargo, de vieja no tiene ni el cuerpo, ni la menopausia, ni mucho menos la edad. Otra cosa es que lleve cotizando desde los dieciséis por pringada, responsable o simplemente consciente de mi obligación.

La edad de una me hace ver el año de gobierno de Rajoy el aniversario del primer año de absentismo del voto al senado por ausencia de boli, y de voto contrario a la derecha que corresponde esencialmente a su propia mismidad. Si no lo entienden, lo buscan donde puedan. Se van al Coppleston o donde Dios les dé a entender.

Le pudimos votar porque estábamos hartos del Primaveras Infinito que era Zapatero y sus ministras de cuota, o incluso les pudimos votar porque éramos sustancialmente de derechas, aunque yo voté a Rosa Diez ante el escándalo familiar. Pero ya no puedo más de Semejante Panda de Impresentables.

Salvé a García-Legaz porque lo conozco desde estudiante, y me consta su honradez y su empeño. Salvé a Morenés porque sé que en el fondo le hubiera gustado ser de la Armada y no está por la pasta. Y salvé a Espe, que ya se ha quitado de en medio, porque me consta que tiene, además de poder, vocación de servicio.

Pero me he encontrado putamierda. Modelo putamierda, que dice un primo mío que es muy simpático y muy ocurrente. Y me tengo que tragar a la Cospe y sus enchufes, a Lucía Figar y esposo y sus iguales enchufes para el cole. Y a Fátima Báñez que no ha currado en su vida. Y Ana Mato, por Dios, deja de tomar el sol, que no te conviene, con ideas felices sobre una sanidad pública que no ha usado en su vida. O a la hija de Zaplana colocada en mirusted por donde de asesora en Turismo. (Por currículum creo que la contrataron). O a Federico Trillo de Embajador en Londres, hala, toma primera embajada para un político de cuarta. Y el diplomático de carrera haciendo pasillos y esperando el sorteo.

Y me tengo que tragar que les van a dar la nacionalidad a los extranjeros que compren no sé qué vivienda, cuando criticaron las subprime. Y mi Marmota y yo llevamos recorridas no se sabe las oficinas para que le dejen a ella, trabajar, y a mí, cotizar por ella. Y me tengo que tragar que esto va de Economía y de Constitución y de no sé cuántas pamemas más.

Llevo un año aguantando a estos y no puedo más, y no va de ideologías, va de inteligencia. Yo seré friki, pasada de moda, rancia, rara o todo lo que ustedes decidan, pero no soy gilipollas. Y si me van a hacer tragar vía televisión autonómica que esto es lo que el pueblo quiere, me tendré que aguantar, porque ni soy mártir ni suicida, pero, desde luego, ya me he dado cuenta de que he aparecido en el borde de la galaxia no por casualidad, sino por exilio voluntario.

La Economista Descubierta en blogspot.com

* * *

 

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain
Esta obra se publica bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain.

Comparte este artículo

1 comments
Tonto_Útil
Tonto_Útil

Es curioso lo que me pasa con lo que escribes... Por un lado, quiero dejar de leerte porque me enveneno. Pienso lo mismo y con muchas de las cosas que cuentas preferiría seguir en la ignorancia porque cuanto más se entera uno, más se envenena... Por otra parte, eres casi adictiva. Feliz Navidad