Economista Descubierta

No estamos solos

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página
Print Friendly

 

 

La Economista Descubierta

Ya sé que últimamente ando repetitiva con los temas, pero es que servidora presenta un repertorio que canta con menor o mayor acierto aunque el tono es siempre el mismo e inevitablemente termino por repetirme. Que le vamos a hacer.

Si les parece, abrimos un consultorio y le llamamos “La Economista Aconseja”, total, cualquier pelao lo hace y se queda tan ancho o hasta cobra. La opinión convencida termina por convertirse en consejo y si hay quien lo pague, pues mira, como quien paga a un decorador porque no sabe elegir las cortinas.

Así que buscando temas sobre gerundios con los que disertar superficialmente (que yo me lo curro, aunque no lo parezca), me encuentro este articulito que viene a demostrar que no estamos solos en el borde exterior de la galaxia.

Les prometo que el mío es anterior, y la Teoría de la Psicología Light de C.W. casi medieval, pero no es lo importante. Lo importante es que al menos 122 personas están de acuerdo en que el coaching está de moda como estuvieron los personal shoppers cuando la gente tenía dinero pero no criterio. O los cursos de protocolo y utilización de la pala del pescado para mujeres de constructores lanzados al estrellato desde el andamio. Para bien o para mal, la crisis no deja espacio para muchas superficialidades y todas estas dedicaciones tienen sus días contados. Las únicas que sobrevivirán serán las estilistas que volverán a ser peluqueras, a ser posible de barrio, porque el tinte en casa no queda igual.

Por fin parece que hay luz al final del túnel, aunque hayamos sido profetas en el desierto. Del artículo citado, lo que más me ha gustado es lo de la posición de poder del Formador, posición que debe dar el powerpoint, y que desde luego debe tener el Formador en Tontunas, pero no el maestro. La verdad es que cada vez que yo asisto a una charla de esas pienso en muchas cosas, menos en la posición de poder del Formador.

Exceptuando a un par de profesoras de la universidad, el único formador con poder que recuerdo fue al profesor de autoescuela que consiguió que me sacara el carné en 21 días. Eso sí que era convencimiento y dominio, y mira que el hombre decía “te se cala, te se va a calar” y “los saltáis las verticales”.

La verdad es que, se lo crean o no, voy a asistir a unas sesiones de coaching porque mi jefe considera que es condición indispensable para mi promoción. Promoción que pasará de ser Asociada Senior a Asociada Senior de Segundo Año, y con tarjetas nuevas y tal. Vamos a ver si consigo que no se conviertan, como diría C.W., en sesiones de vergüenza y bochorno. Y a ver si el Formador tiene poder y me promocionan, y de paso, me suben el sueldo.

La Economista Descubierta en blogspot.com

* * *

 

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain
Esta obra se publica bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain.

Comparte este artículo

3 comments
Cara C.
Cara C.

No tengo ninguna duda sobre la existencia de CW, por eso preguntaba si se podía seguir en algún blog sus andanzas en el extranjero, (para pasar envidia y quitarme el miedo a emigrar, básicamente). De hecho a Ud. la descubrí en ese blog ahora cerrado gracias a un comentario suyo en elconfidencial.com en los que añadía la dirección de blogspot. Una pena que lo haya congelado. Qué será de Tamara 2.0 y su marca digital ahora que nadie la menciona. Qué suerte, un curso de coaching. Háganos el favor de contar cuántas veces dice "implementación" el formador. Ese palabro y "la problemática" reflejan muy bien el tipo de educación recibida y la ausencia de lectura en la infancia.

Cara C.
Cara C.

Economista, ¿CW tiene blog? También me gustaría leerla.

Economista Descubierta
Economista Descubierta

C.W. tiene, o tenía varios blogs, unos mas desarrollados y otros a medias. Y colaboraba activamente en mi actualmente congelado blog que inicialmente pretendía sacarnos de pobres y a mi salvarme de la depresión. Lo que pasa es que se fue de España y ahora se dedica a otras cosas. Pero si, C.W. tenía un blog, y muchas de las entradas del mío eran suyas. C.W. existe, se lo prometo.