Jeff Harding

La economía estadounidense está cayendo en una espiral de estanflación

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Warning: preg_match(): Compilation failed: invalid range in character class at offset 4 in /home/luismart/public_html/trumanfactor.com/wp-content/plugins/lightbox-plus/classes/shd.class.php on line 1384

Warning: preg_match_all(): Compilation failed: invalid range in character class at offset 4 in /home/luismart/public_html/trumanfactor.com/wp-content/plugins/lightbox-plus/classes/shd.class.php on line 700

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/luismart/public_html/trumanfactor.com/wp-content/plugins/lightbox-plus/classes/shd.class.php on line 707

Warning: preg_match_all(): Compilation failed: invalid range in character class at offset 4 in /home/luismart/public_html/trumanfactor.com/wp-content/plugins/lightbox-plus/classes/shd.class.php on line 700

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/luismart/public_html/trumanfactor.com/wp-content/plugins/lightbox-plus/classes/shd.class.php on line 707
Print Friendly, PDF & Email

 

 

Las ventas minoristas

Las ventas minoristas también se han estancado:

Gráfico de Ventas Retail (abril 2011)

Las recientes ganancias en ventas minoristas están en su mayoría relacionadas con el aumento del gasto en gasolina y no en las compras al por menor. Las ventas minoristas excluyendo autos y gasolina en abril sólo aumentaron un 0,2%. Las encuestas recientes de Gallup también apoyan esta tendencia. De hecho, ellos muestran que el gasto de los consumidores de altos ingresos se también se ha estancado. Tampoco ha sido de ayuda que los salarios reales se hayan reducido un 0,3% en abril.

Las estadísticas del Instituto del Consumidor, cuya metodología sí conozco, también informan que las ventas al por menor han caído drásticamente. «Después de una pausa de una semana, nuestro índice de crecimiento diario reanudó su movimiento ascendente a territorio [negativo], estableciendo un nuevo mínimo histórico que representa una contracción de 6,39% año con año el 3 de mayo de 2011.»

Gráfico del CMI Contraction Watch (5 de mayo de 2011)

Empleo

Si bien no es clara la mejora en el empleo, sigue siendo débil y el desempleo sigue siendo elevado:

Gráfico que muestra Desempleo (abril de 2011)

Si bien la creación de empleo aumentó en abril (el empleo privado aumentó hasta 268.000), la tasa general de desempleo subió a 9% del 8,8%. El Wall Street Journal publicó un gráfico interesante que describe el reciente informe:

Gráficos del Informe de Empleo (abril 2011 - WSJ)

Hemos incorporado alrededor de 1,2 millones de empleos en 2010, pero hay 13,7 millones de personas que siguen buscando trabajo. Desde abril del año pasado, la tasa de participación laboral se redujo del 65,1% al 64,2%.

Así que considere el estudio del USA Today:

Un histórico 18,3% del total de los ingresos personales del país provienen del gobierno: Seguridad Social, Medicare, cupones para alimentos, prestaciones de desempleo y otros programas en 2010. Los salarios representan el porcentaje más bajo de ingresos – 51,0% – desde que el gobierno comenzó a contabilizar estos datos en 1929.

De 1980 a 2000, el porcentaje de estadounidenses que recibían subvenciones del gobierno fue de 12,5%. Una subida al 18,3% no es una buena señal ahora que los «boomers» se aproximan a la jubilación y el reclamo de sus derechos frente a la Seguridad Social y Medicare.

La economía bifurcada

La conclusión de esta serie de gráficos y datos es que mientras que el sector de la exportación está creciendo debido a un dólar devaluado, y mientras Wall Street y el sector financiero han sido los principales beneficiarios del QE, el resto de la economía se estanca. Teniendo en cuenta todo el esfuerzo de la Reserva Federal a través del QE, y los intentos del gobierno con sus estímulos fiscales, la economía sigue siendo débil; y si apenas crece es a causa de los esteroides del dinero inyectado.

El motivo por el que la economía no está creciendo es que las políticas de la Reserva Federal y del gobierno: 1) destruyen capital real/ahorros, y 2) están congelando capital en malas inversiones por liquidar.

Destrucción de capital real

La inflación monetaria no puede crear riqueza. Sólo la producción puede crear riqueza. He hablado de esto muchas, muchas veces, pero creo que nuestros responsables políticos confunden los dólares que imprimen con riqueza. Las «cosas» son la riqueza y el dinero es sólo un medio de intercambio de algunos bienes o del trabajo para otros bienes o trabajo. Esto es Teoría Austríaca de primero de carrera. Si se imprime dinero fiduciario, no se crean bienes o empleo, sólo permite a aquellos que primero lo reciben ofertar la adquisisción de bienes y mano de obra (la riqueza) de otros productores (y, en igualdad de condiciones, provocar que los precios suban). Puesto que el dinero nuevo no se basa en la producción, alguien está consiquiendo algo a cambio de nada. Debido a que las señales que envía el dinero barato a los prestatarios no se basa en la realidad del mercado, sino más bien en realidades distorsionadas por el tiempo, el dinero barato conduce a la producción de bienes que la gente no quiere, como viviendas. Como ha quedado demostrado en nuestro ciclo actual, el capital fluyó a la construcción y unos 6 billones (trillones en EE.UU.) de dólares fueron destruidos (mal invertidos). El crack inmobiliario simplemente fue el proceso de liquidación de las malas inversiones.

Es difícil de determinar cuánto capital está siendo consumido por la inflación monetaria. En lugar de descifrar lo anterior, me limito a estudiar sus efectos como prueba de que está ocurriendo. Como era de esperar, la destrucción y escasez resultante de ahorro/capital real ha causado una disminución en la producción industrial, alto desempleo, lentas o pocas ventas al por menor, falta de crédito y precios más altos.

Una buena pregunta es, si el ahorro/capital real está siendo destruido, ¿por qué los exportadores tienen éxito? La cuestión aquí es que a pesar de las ventajas de un dólar barato, si no pueden reunir capital, ¿no deberían haberse estancado? La respuesta obvia es que los exportadores sí tienen suficiente capital para expandirse. Este país tiene una enorme reserva de ahorros reales y no todos fueron aniquilados en el accidente. Muchas de estas compañías no necesitan depender de los bancos y puede financiar la expansión a través de sus reservas de utilidades. O pueden aprovechar la reserva de capital a través de los bancos y en los mercados de papel comercial.

Malas inversiones y liquidez

El segundo problema al que nos enfrentamos es la liquidación lenta de las malas inversiones.

La expansión previa del dinero y del crédito por parte de la Reserva Federal (de 2001 a 2006) creó el mayor ciclo de auge y caída de la historia mundial. Y sabemos a dónde fue el dinero: a bienes inmuebles residenciales y comerciales.

Había dos fuentes de crédito que fluía hacia el sector inmobiliario.

Una fuente era la de los grandes bancos, fondos de pensiones, compañías de seguros y fondos de inversión. Sus préstamos e inversiones se canalizaron principalmente como títulos respaldados por hipotecas (mortgage backed securities), que luego fueron empaquetados y vendidos por todo el mundo. La mayoría de los préstamos residenciales y de grandes inmuebles comerciales fueron empaquetados y vendidos de esta manera. Algunos de los vehículos de financiación más creativos y de mayor riesgo incluyeron préstamos subprime.

La otra fuente fueron créditos inmobiliarios de bancos regionales y locales. Estos préstamos no fueron empaquetados y vendidos, pero se acumularon en los libros como préstamos de cartera. Son estos bancos los más afectados por la caída del sector inmobiliario. Los grandes bancos fueron rescatados, y en gran medida ya habían descargado sus préstamos inmobiliarios a través de la venta de los mortgage back securities. No es que no tengan problemas graves como consecuencia de las secuelas del accidente, incluidas las reclamaciones relacionadas con valores respaldados por hipotecas, pero están volviendo a prestar dinero; y sus clientes, las grandes empresas, están pidiendo prestado. No hay restricción de crédito para ellos.

Es diferente a nivel de la banca regional y local. La mayoría de ellos se aferraron a sus préstamos malos para no reconocer sus pérdidas y que les obligarían a aumentar sus reservas de capital o ir a la quiebra. Los reguladores bancarios les han ayudado en gran medida mediante la suspensión de las reglas de valoración de los activos a precios de mercado, permitiéndoles tomar dinero del TARP (programa de ayuda del gobierno que consiste en la compra de activos tóxicos), además de la relajación de otras normas de contabilidad.

Pero estos prestamistas no puede contener la inundación. Lo bienes inmobiliarios, tanto residenciales como comerciales, siguen disminuyendo de valor. Hubo tanta sobreproducción (malas inversiones) que cuatro años después del accidente el problema todavía no se ha depurado. El resultado ha sido que estos bancos se han vuelto más estrictos a la hora de conceder préstamos y mantienen con vida los proyectos ruinosos con la esperanza de que las cosas cambien. De ahí la contracción del crédito. Ellos son los prestamistas a quienes la mitad de las empresas estadounidenses acuden en búsqueda de financiación.

Pero ahora hay una tendencia creciente a liquidar estas inversiones:

El abismo que separa los préstamos en mora de las ventas de activos inmobiliarios se ha ido reduciendo. Al mismo tiempo, las instituciones más sanas son cada vez más capaces de absorber las pérdidas para sacarlas de sus carteras improductivas. Aunque los ejecutivos prefieren citar la mejora en los precios – y no una aversión previa a asumir pérdidas – las dos están a menudo entrelazadas.

«La gestión ha tenido que ser un poco más realista en cuanto a que los activos [de los bancos] no representan un valor de mercado», dijo Chris McGratty, un analista de KBW, que ha estado catalogando el aumento constante en las ventas de activos inmobiliarios. «La otra cuestión es que los bancos están más dispuestos a vender porque han aumentado su capital y quieren pasar página lo antes posible.»

Gráfico que muestra venta de activos bancarios (nonaccrual) Q1/09-Q4/10

Esta es una tendencia positiva, pero continuará a deprimir los precios de los inmuebles durante algunos años más. Pero a medida que los bancos limpien sus balances, el crédito comenzará a aflorar. Estamos empezando a ver algo de esto ahora.

Los bancos, por razones de competitividad, han reducido los requisitos de sus préstamos para negocios comerciales e industriales y el crédito bancario está empezando a expandirse. Pero la demanda de préstamos viene principalmente de empresas de gran tamaño y de las fusiones y adquisiciones, lo que significa que la demanda y la oferta de crédito a las pequeñas empresas sigue siendo baja y que el dinero del QE que ha sido en gran medida en beneficio de Wall Street y de las grandes multinacionales.

Gráfico que ilustra informe de Créditos Bancarios al 13 de mayo de 2011

El crédito al consumo ha tenido una modesta expansión, principalmente en préstamos para automóviles y préstamos para estudios respaldadas por el gobierno:

Gráfico que muestra crédito al consumo - Total Q1/2011

Gráfico que ilustra composición de crédito al consumo Q1/2011 - NY Fed

Todo esto contribuye a la estanflación.

Resultados

¿Qué significa todo lo anterior en términos de futuro para la economía?

  1. Estamos en una nueva fase de expansión monetaria que conducirá a una mayor destrucción del capital real, que a su vez se traducirá en un estancamiento económico.
  2. A pesar del estancamiento de la economía, vamos a ver inflación de los precios, siempre y cuando la Reserva Federal mantenga el bombeo de la oferta monetaria.
  3. Para los próximos dos o tres años, los precios de los bienes inmuebles continuarán hundiéndose hasta que los prestamistas logren deshacerse de los malos préstamos hipotecarios residenciales y comerciales. Por supuesto, esto tendrá un impacto desigual en todo el país, pero las zonas que experimentaron una expansión inmobiliaria excesiva (malas inversiones) sufrirán el mayor descenso.
  4. Los bancos están limpeando sus balances aumentando sus reservas de capital para cumplir con las nuevas normas de capital. En última instancia, esto dará lugar a la creación de más crédito, pero a raíz del objetivo de la Reserva Federal de impulsar la inflación de los precios, es probable que la producción real se mantenga plana y que los precios de los activos tarde o temprano despeguen porque la gente buscará refugios contra la inflación.
  5. La destrucción de capital y el estancamiento mantendrá el elevado desempleo.
  6. Es poco probable que la Reserva Federal suba las tasas de interés o reduzca el crecimiento monetario en tanto que el desempleo sea elevado, especialmente en un año electoral.
  7. El dólar seguirá cayendo en función del su valor relativo al euro y al yuan. Esto continuará favoreciendo a los exportadores y perjudicando a los consumidores estadounidenses.
  8. Es poco probable que una reforma seria en los programas de gasto federal se produzcan, y es probable un aumento en los impuestos y la aparición de un impuesto nacional de IVA.
  9. La calificación de la deuda del Tesoro de EE.UU. disminuirá, aumentando el costo nominal de la financiación de la deuda.
  10. Es probable que veamos una mayor monetización de los bonos del Tesoro, ya que se vuelve más difícil colocarlos en los mercados mundiales.
  11. El coste de la financiación del déficit bajará con el aumento de la inflación, lo que permitirá al gobierno pagar la deuda con dólares depreciados.
  12. La zona del euro seguirá teniendo graves problemas estructurales, empezando por Grecia y terminando en España. Parece que será difícil llevar a cabo las reformas necesarias, lo que mantendrá al euro bajo presión.
  13. Cuando la inflación se descontrole, Bernanke renunciará y un nuevo Volcker será designado para aumentar las tasas de interés de la Reserva Federal, aumentar las necesidades de mayores reservas, y mejorar su balance. Lo anterior subirá los intereses de los bonos del Tesoro, así como otras tasas de interés. Debido a que hay tantos «qué pasaría si», no estoy pronosticando un momento determinado para que esto ocurra, o la tasa en sí. Por ejemplo, una presidencia republicana y el Congreso podrían cambiar el escenario llevar a cabo las reformas drásticas y necesarias, pero aún suponiendo que ganen, yo todavía no creo que implementen reformas significativas.

Conclusión

Aunque aprecio el trabajo de Rogoff y Reinhart (Esta vez es diferente…) que advierte que los ciclos monetarios son siempre los mismos, para nuestro estudio esta vez es diferente en el sentido de que los responsables políticos, y muchos en la industria financiera, suponen que este ciclo se comportará al igual que otros ciclos recientes. Es decir, la Resrva Federal nos rescatará y, después de los malos tiempos, las cosas volverán a la normalidad.

No ha funcionado en la forma en que se esperaba. Esto es bastante evidente con nuestros responsables de las políticas actuales como Bernanke, el experto en la Gran Depresión. Rechazo las declaraciones que él y otros economistas de la Reserva Federal hicieron en el sentido de que la Reserva Federal «salvó» la economía. En realidad, sólo ocultaron el problema con una manta monetaria más grande y rezaron para que lloviera. El resultado es que los problemas se han empapelado un poco más y no han sido resueltos. Es por eso que siguen teniendo graves problemas después de casi cuatro años. El dinero fiduciario no es nunca una solución.

El tamaño de la fase de auge en el ciclo no tiene precedentes en la historia del mundo y el nivel de malas inversiones fue histórico en el ámbito de su aplicación. Esto es lo que los responsables políticos subestimaron. Como hemos descubierto, estamos atrapados entre el estallido de la burbuja y la recuperación, mientras los bancos luchan para liquidar sus malas inversiones y solventar sus balances. Y, al mismo tiempo, la Reserva Federal está tratando de inflar el camino hacia la recuperación. Estamos viviendo los efectos de estas políticas: la estanflación. Lo que significa que el tropiezo del Q1 no fue sólo un problema pasajero.

Copyright © 2011 · The Daily Capitalist

* * *

Traducido al español y publicado con autorización de Jeff Harding.
Translated and published by kind permission of Jeff Harding.
Enlace a versión original del artículo (en inglés)

<< PÁGINA ANTERIOR

 

El presente artículo es la opinión del autor solamente y no representa la opinión de trumanfactor.com. Asi mismo, el autor no le está asesorando personalmente sobre la idoneidad del uso de la información contenida en el artículo para sus necesidades de inversión. En ningún caso trumanfactor.com será responsable por cualquier pérdida o daño, incluyendo sin limitación, pérdida indirecta o consecuente o daños, o cualquier pérdida o daño derivado o que surja de o en conexión con el uso de esta información. Por favor consulte a su asesor de inversiones antes de tomar cualquier decisión de inversión.

Pages: 1 2 3

Comparte este artículo

0 comments