Economista Descubierta

La capa invisible (de Harry Potter)

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

 

 

Que los Pepito Grillo de las organizaciones acaban por suicidarse es una lección que se aprende más pronto o más tarde; pero por si acaso a alguno se le ha olvidado conviene recordar que, incluso a falta de motivación intrínseca conviene de vez en cuando hacer de tripas corazón y tragarse los sapos que sean necesarios. No es fácil, pero es conveniente. No suele ser de mucha ayuda ponerse al frente de la manifestación si la manifestación conduce al precipicio, aunque naturalmente resulta mucho más romántico ser un indignado laboral o un huelguista en potencia. Los controladores aéreos, sin ir mas lejos, se han pasado de chulos, y, de momento, ya han perdido su primer juicio.

Para ser chulo en esta vida hay que ser o rico por familia o un suicida laboral, y no deja de tener algo de infantil andarse quejando de la injusticia, como si a FENOSA le importase a la hora de pasar los recibos. Conviene cuanto antes buscarse alguna escapatoria intelectual que le llene uno el mundo interior, porque el asunto laboral a partir de determinada edad y en determinadas situaciones como la de ahora se ha convertido en una supervivencia como otra cualquiera. No es ser conformista, es aguantar, “hacer de la necesidad, virtud”, que dice mi madre; o si se le puede encontrar el gusto, bien, y si no, son lentejas, y se las come uno.

De vez en cuando conviene recordar que en el paraíso terrenal, Adán y Eva no daban ni golpe, pero que desde aquella no hemos levantado cabeza, y que si a final de mes pagan, pues tampoco está tan mal. Que la vida laboral tiene mucho de suerte y caradura lo hemos sufrido unos cuantos, y andar llorando sobre la leche derramada no tiene demasiado sentido. Y fuera hace mucho frío.

Conviene en estos tiempos achuchados ponerse una capa invisible y confundirse con el paisaje, no vaya a ser que se fijen en uno para mal. Un querido lector dice que yo recomiendo “humillarse”, y no es eso, sabrá uno cuando quiere ser estrella, si es que puede o quiere, o cuando quiere estrellarse.

La Economista Descubierta en blogspot.com

* * *

 

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain
Esta obra se publica bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Spain.

Comparte este artículo

0 comments